¿Qué es el Alfombrismo?

El alfombrismo es una expresión de arte efímero que se manifiesta en diversas culturas del mundo. En México, el pueblo mágico de Huamantla es internacionalmente reconocido por su tradición en la confección de tapetes y alfombras, elaborados desde hace más de un siglo; manifestación artística y cultural que ha trascendido por su belleza y por fomentar valores en la comunidad que han logrado perdurar en el tiempo.

Con semillas, flores, frutos y materiales obtenidos de la Tierra, se crean obras de arte efímero. La expresión de Huamantla ha evolucionado en dos formas de expresión principales: alfombras y tapetes.

Alfombras:

Composición figurativa con una imagen central parecida a una pintura de óleo sobre lienzo, confeccionada con gravas, arenas, semillas, frutas y/o flores; enmarcada con cenefas florales. Las alfombras son exclusivamente contemplativas.

Tapetes:

Los tapetes son decorativos y se confeccionan en una amplia gama de colores con arenas y aserrín formando grecas abstractas y diversos motivos. Son elaborados para cubrir largos trechos de la calle para el paso de las procesiones o recorridos.

La forma del alfombrismo de México es la que se ha forjado históricamente en Huamantla, el alfombrismo ha evolucionado a la par con la historia de la ciudad y sus habitantes. En orden cronológico y a partir de la organización de la comunidad, la actividad del alfombrismo ha formado una estructura, que podemos representar de manera análoga como un árbol con 4 grandes raíces que soportan una gran tradición:

  • Cultura y tradición
  • Fe y espiritualidad
  • Historia
  • Medio ambiente

Como eje central del árbol, la Comunidad es el elemento principal de esta estructura. El  gran tronco sobre el que se ramifican todas las vertientes del alfombrismo.